Líneas de investigación

Las líneas de especialización tecnológica surgen a partir de estudiar las capacidades tecnológicas del Centro, las necesidades de investigación de los socios de CTAEX, y de estudiar la oferta tecnológica agroalimentaria nacional y regional.


La actividad investigadora del Centro Tecnológico Nacional Agroalimentario se centra en la valorización de los productos agrarios mediante su transformación industrial, diversificando la gama de productos hacia los mercados nacionales e internacionales mediante el desarrollo de procesos y productos novedosos, valorizando los subproductos obtenidos en su transformación, con principios de sostenibilidad energética y medioambiental, apoyados por la digitalización de los procesos.

 


Ejes tecnológicos específicos

La actividad investigadora de CTAEX, cuyos resultados transfiere su OTRI se centra en dos ejes tecnológicos específicos: investigación agraria y alimentaria, dentro de las cuales se ubican las líneas de investigación definidas como estratégicas, marcadas por tres ejes tecnológicos transversales: sostenibilidad, diversificación agroalimentaria, tecnologías de la información y comunicación, estableciéndose subsectores prioritarios que responden a grupos de relevante importancia el suroeste ibérico, tanto por su actividad estratégica como por las posibilidades de futuro.

 

 

INVESTIGACIÓN AGRARIA. Evolución hacia una agricultura resiliente, sostenible, competitiva y digital

La Política Agraria Comunitaria condicionada por la Estrategia del Campo a la mesa, hace que el sistema alimentario de la Unión Europea vaya hacia un sistema alimentario más saludable y sostenible, hay que compatibilizarla con la necesidad de rentabilizar los cultivos por la presencia masiva de productos de otros países, están determinado la situación actual del sector agrario y su necesidad de actualización continua a través de la búsqueda de formas más sostenibles de producción y de fórmulas para disminuir los costes e incrementar la productividad.
Para conseguir la rentabilidad deseada compatibilizándola con la sostenibilidad deseada es necesario incorporar herramientas digitales, que son la mejor garantía para reducir los insumos agrarios, además de procesos biotecnológicos avanzados para introducir cultivos y variedades adaptadas a las exigencias edafoclimáticas y a las plagas y enfermedades.

 

INVESTIGACIÓN ALIMENTARIA. La innovación en los alimentos del presente y del futuro

Los cambios en la estructura familiar y en los hábitos alimenticios, el acceso masivo a la información, la búsqueda del disfrute del tiempo libre y el ocio, la rapidez en la forma de vida actual, la preocupación por la salud, la seguridad y la mejora en nuestra calidad de vida, marcan las necesidades actuales a las que debe responder la industria agroalimentaria.
Trazabilidad, seguridad, estética, variedad y estandarización son aspectos que contribuyen a la mejora integral de los productos del presente y futuro. Son retos actuales que requieren de un conocimiento especializado y actualizado.
La industria agroalimentaria es primer sector económico en España que debe adaptarse a nueva generación de consumidores que están cambiando las reglas de juego y demandan nuevas tendencias de consumo, innovado en alargar la vida útil de los productos, reducir su precio, ofrecer más variedades o envases más sostenibles. Además, para diversificar el sector y contribuir a su reconversión, hay que prestar atención a los consumidores muestran cada vez un mayor interés por los denominados “super-alimentos”, aquellos que suponen nuevas fuentes de nutrientes y que se están haciendo un importante hueco en un mercado con productos cada vez más naturales, menos procesados y con menor cantidad de aditivos.

 


Ejes tecnológicos transversales

La sostenibilidad de las explotaciones agrarias y de la industria alimentaria es uno de los vectores transversales del sector agroalimentario. La descarbonización de la agricultura y de la industria alimentaria es una de las principales exigencias del sector, por lo que se hace necesario la utilización de energías renovables, además de aprovechar subproductos agrícolas y alimentarios.


Desde el origen del Centro la diversificación del sector agroalimentario ha estado siempre presente en sus investigaciones: plantas aromáticas y medicinales, introducción de hortícolas, cáñamo, estevia, cultivos energéticos, etc. Por otra parte la industria agroalimentaria necesita aumentar su rentabilidad utilizando las factorías durante más tiempo, para ello hay que introducir nuevos productos a transformar.


La popularización de las tecnologías de la información y la comunicación en el sistema agrario y la digitalización de la industria agroalimentarias, industria 4.0, es uno de los elementos que más a revolucionar el sector en los próximos tiempos. La agricultura de precisión es la mejor forma de minimizar el impacto ambiental de la agricultura, al utilizar exclusivamente fitosanitarios, fertilizantes y agua en la cantidad justa y en el momento adecuado.

 


Líneas de investigación estratégicas

1. Técnicas culturales de producción

La agricultura moderna necesita la optimización de sus técnicas de producción, por lo que una de las principales líneas de investigación del Centro ha sido la fertilización, el riego o la mecanización, ya que necesita la reducción de nitratos, agua, además de la adaptación de la maquinaria a cultivos o procesos más eficientes.

 

2. Introducción y adaptación de cultivos

La caída de los márgenes agrícolas y la cada día más acuciante presión del cambio climático hace que sea necesario ensayar nuevos cultivos y variedades, que puedan ser rentables en la agricultura actual.

 

3. Agricultura alternativa (integrada y ecológica)

Los mercados cada día más exigentes con el origen de los alimentos necesitan productos libres de residuos fitosanitarios, o bien producidos con las técnicas de la agricultura ecológica.

 

4. Biotecnología

La aplicación de técnicas biológicas en la cadena de valor de los sistemas agrarios va a suponer la mayor revolución tecnológicas, las biorrefinerías posibilitadas por la aplicación de sofisticadas herramientas de edición genética supondrán la producción de materias primas de alto valor, además de la puesta en producción de variedades adaptadas a nuestras condiciones edafoclimáticas.

 

5. Procesos alimentarios

Esta línea de trabajo va dirigida al desarrollo y mejora de procesos del ámbito alimentario, para conseguir procesos más eficientes, sostenibles y digitales.

 

6. Alimentos Saludables

Los consumidores exigen potenciar las características saludables de los alimentos, mediante la sustitución de sus características negativas o potenciando las positivas. Esta línea responde a las exigencias del actual ritmo de vida, los consumidores demandan cada vez más alimentos funcionales, que permiten mantener un aporte nutricional saludable, así como el aumento del rendimiento en sus actividades diarias.

 

7. Desarrollo de productos alimentarios

Esta línea de trabajo tiene por objeto el desarrollo de productos alimentarios, buscando la orientación de los mercados internacionales, mediante la aplicación de tecnologías alimentarias y culinarias novedosas, poniendo especial incidencia en platos cocinados y precocinados.

 

8. Diversificación y acondicionamiento de alimentos tradicionales

La búsqueda de procesos que minimicen el impacto que tiene la conservación de estos alimentos, así como fórmulas de ahorro energético, para conseguir técnicas de elaboración con menor dependencia térmica, procesos de conservación con aditivos naturales y alargar su vida útil, es uno de los principales pilares del Centro. Todo ello bajo la premisa de la seguridad y la variedad exigida por los consumidores en sus mesas de la forma más natural posible.

 

9. Envases y embalajes

La utilización de nuevos materiales está ayudando al alargamiento de la vida útil de los alimentos, punto fundamental para conquistar mercados alejados, además de adaptar los alimentos a los nuevos hábitos alimentarios.

 

10. Tecnologías de la información y la comunicación

La utilización de las TICS y los procesos de digitalización son los auténticos vectores del desarrollo de la agricultura y la industria alimentaria. La demostración de procesos 4.0 es uno de los pilares del centro, mediante la puesta en marcha de “farm-food-labs”.

 

11. Nuevas tecnologías en la agricultura y la alimentación

La aplicación en agricultura o tecnología alimentaria o de control de procesos de tecnologías emergentes es una de las señas de identidad del Centro, para así facilitar demostraciones en condiciones reales de investigaciones que no han sido transferidas al sector agro.

 

12. Bioenergía

La descarbonización del sector agroalimentario está exigiendo que los subproductos que emana sean utilizados con el fin de producir energía, aplicando tecnologías que no siempre son estables en este campo.

 

13. Biomateriales

La utilización de los subproductos agroalimentarios para producir materiales es una línea de trabajo del Centro, materiales que pueden ser utilizados como envases, construcción, etc.

 

14. Valorización de residuos y subproductos 

Esta línea tiene como fin de aprovechar su valor añadido con una doble misión: reducir el efecto contaminante en suelos, agua y aire, y transformar los residuos en recursos (energéticos, aditivos, biocombustible, inputs, etc.).

 

15. Transferencia de Tecnología

La divulgación de los resultados de investigación de los proyectos del Centro es uno los rasgos esenciales de la estrategia del Centro, para cumplir con el objetivo de transferir la tecnología emanada en los proyectos.

 

 


CTAEX

Ctra. Villafranco a Balboa Km 1,2

06195 Badajoz

924 448 077

 ctaex@ctaex.com

 Síguenos en Facebook

 Síguenos en Twitter

 Síguenos en Linkedin

 Canal OTRI CTAEX en Youtube

 RSS

Referencias

TOP