Objetivos

 

Dada la actual situación excepcional de crisis sanitaria es muy probable que en los próximos años se agrave la recesión económica precisando de respuestas concretas y acciones decisivas, entre ellas, el cáñamo industrial podría ofrecer una oportunidad de regeneración de zonas rurales de nuestra región, con un enfoque sostenible desde el punto de vista medioambiental, económico y agronómico gracias a sus características y múltiples usos.

Se define el Polo Tecnológico del Cáñamo como un lugar donde se realicen distintas actividades de I+D que reconozcan y pongan en valor el cultivo del cáñamo en nuestro país.  

Se pretende posicionar, en España, la región de Extremadura como un centro de referencia nacional en el desarrollo científico y la innovación tecnológica para empresas, a través del cultivo del cáñamo y sus transformaciones, mediante diferentes formas de gestión que articulen los ámbitos públicos, privados y científicos. Crear una red de empresas e instituciones que reúnan investigaciones e industrias específicas con base tecnológica: empresas homogéneas con necesidades de unir estrategias. 

Los objetivos del Polo Tecnológico del Cáñamo son los siguientes: 

  • Promover el desarrollo y aprovechamiento integral de este cultivo 

  • Dar acceso a las tecnologías de cultivo y transformación  

  • Facilitar el crecimiento del sector 

  • Fomentar la asociatividad como forma de trabajo 

  • Favorecer la creación de nuevos emprendimientos tecnológicos públicos y privados 

  • Compartir conocimiento tecnológico entre los integrantes y hacia terceros 

  • Difundir por todos los medios y en todos los ámbitos de las realizaciones y posibilidades de la industria del cáñamo 

  • Impulsar la investigación, pública y privada, en las distintas disciplinas, actividades y conocimientos que forman el ámbito del cáñamo industrial 

  • Estimular la formación y capacitación de científicos, técnicos y agricultores de recursos agrícola y productivos 

  • Gestionar la asignación de recursos públicos permanentes para el crecimiento de la actividad del Polo Tecnológico 

 

 

El crecimiento rápido de este cultivo, unido a su fácil adaptación, hace que sea un candidato excepcional como alternativa sostenible y fuente de materias primas renovables. Entre los beneficios más destacados a nivel agronómico y medioambiental se incluyen los siguientes usos potenciales de las plantaciones: 

  • Reducción de las emisiones de CO2
  • Fitorremediación de aguas y suelos contaminados, “Mop Crop”
  • Prevención de la deforestación actuando como alternativa de la madera y el papel
  • Cultivo rotativo que ayude a mejorar la calidad y estructura de los suelos
  • Alternativa al plástico, sostenible y respetuosa con el medio ambiente
  • Reforestación y recuperación de suelos tras los incendios
  • Preservación de las poblaciones de abejas proporcionando opciones nutricionales sostenibles y aumentando la resistencia frente a patógenos
  • Inhibiendo el crecimiento de malas hierbas y como consecuencia, disminuyendo y/o evitando el uso de herbicidas

El cultivo tan versátil del cáñamo está atrayendo cada vez más el interés de los mercados en desarrollo ya que han demostrado tener numerosos beneficios industriales.

Habría que considerar el cultivo del cáñamo como una oportunidad e innovación empresarial, desarrollándose y afianzándose como un sector estratégico a nivel regional. Debemos valorar que el modelo productivo español, tras la crisis sanitaria, se verá obligado a evolucionar, intentando reducir la dependencia del sector turístico. Esta reconversión industrial fomentará el empleo local con la aparición de nuevas empresas creadas para la investigación, procesamiento, transformación y comercialización del cáñamo y sus derivados.