AIMPLAS avanza en 9 líneas de investigación liderando y fortaleciendo la I+D+I en el sector plástico

Fecha de publicación: 19/01/2023
Fuente: FEDIT
Lugar: Noticias
El Instituto Tecnológico del Plástico (AIMPLAS) -gracias a la línea nominativa con el Instituto Valenciano de la Competitividad Empresarial (IVACE)- ha potenciado durante 2022 actividades de I+D independiente para seguir liderando, impulsando y fortaleciendo la I+D+I empresarial y la transferencia del conocimiento en el sector del plástico. 
Así, el Centro Tecnológico ha avanzado en nueve líneas de investigación como son: Agricultura y silvicultura sostenible, Cambio climático y descarbonización de la economía, Movilidad sostenible y del futuro, Seguridad alimentaria, Economía circular, Salud, Tecnología química, Caracterización de materiales e Industria 4.0.
En la línea de Agricultura y silvicultura sostenible, AIMPLAS ha impulsado nuevos desarrollos de films agrícolas, hidrogeles biodegradables para una correcta gestión del agua, además de la incorporación de sustancias activas en diferentes productos de plasticultura y el desarrollo de cápsulas de aplicación directa, pinturas y aerosoles con productos fitosanitarios para su funcionalización. Por su parte, en Cambio Climático y descarbonización de la economía, el Instituto Tecnológico del Plástico ha trabajado en el desarrollo de membranas mixtas para la captura de CO2, en la obtención de polímeros a través de CO2 y biomasa y en la caracterización de diferentes materiales captadores de gases. 
En cuanto a Movilidad Sostenible y del futuro, los esfuerzos se han centrado en el aligeramiento y la electrificación sostenible del vehículo. Asimsimo, en el ámbito de la seguridad alimentaria, se ha continuado trabajando en la línea de polímeros naturales como una alternativa a los materiales de fuente fósil para los envases, consiguiendo que sean procesables por tecnologías como extrusión o inyección. 

Durante 2022, AIMPLAS también ha potenciado su investigación en Economía Circular para la aplicación a los materiales plásticos. En concreto, se han abordado técnicas de separación de residuos complejos como los de plastrónica y la reducción de olores para plástico reciclado y su aplicación en envase alimentario. 
En la línea de Salud, ha desarrollado compuestos nutracéuticos y veterinarios utilizando la tecnología del compounding farmacéutico. Esta tecnología permite tanto reducir el CO2, como el consumo energético y el uso de materias primas. También se ha avanzado en nanomedicina por la importancia de las nanopartículas como biomarcadores para el diagnóstico y el tratamiento por ejemplo del cáncer de próstata.
En cuanto a Tecnología Química, el Centro Tecnológico ha puesto el foco en el desarrollo de polímeros más sostenibles en el ámbito de Economía Circular, polímeros de PLA con mayor biodegradación o propiedades barrera. También ha desarrollado procesos intensivos por extrusión reactiva y mecanoquímica y ha apostado por aditivos más sostenibles como, por ejemplo, los retardantes a la llama bio-basados que tienen un gran interés en la actualidad tanto por su origen renovable como por sus múltiples aplicaciones. 
AIMPLAS también ha puesto en marcha nuevos métodos avanzados de caracterización de materiales para ampliar su conocimiento en materia de microplásticos, durabilidad de materiales o resistencia a la radiación solar. Además, se ha continuado trabajando en la línea de NIAS, las sustancias no-añadidas intencionadamente, introduciendo los bioensayos in vitro en el análisis de riesgos.
Asimismo, en el campo de la Industria 4.0, AIMPLAS se ha centrado en el desarrollo de nuevos materiales en polvo y con memoria de forma para la fabricación aditiva, ha avanzado en la línea de plastrónica con la integración de componentes SMD (Surface Mounting Device) en electrónica impresa mediante In-Mould Electronics, y ha trabajado en dispositivos termoeléctricos para aprovechar gradientes térmicos y transformarlos en energía eléctrica.
Materiales inteligentes impresos en 3D
Por otro lado, investigadores de AIMPLAS participan en el proyecto Metasmart, que  pretende desarrollar metasuperficies inteligentes reconfigurables impresas en 3D para destruir tumores de manera mucho más focalizada -a nivel histológico- sin dañar los tejidos sanos adyacentes, consiguiendo así un tratamiento mucho menos agresivo para las personas diagnosticadas con cáncer. 

Según explican desde el Centro de Tecnología Nanofotónica (NTC) de la UPV, las metasuperficies con estructuras artificiales diseñadas para manipular ondas de diferente naturaleza.  “Son materiales cuyas propiedades podemos crear a la carta, lo que nos permite, por ejemplo, controlar ondas acústicas u ondas electromagnéticas en todo el espectro. Su potencial es enorme, en múltiples campos, como el de la biomedicina y, más en concreto, en terapias contra el cáncer, pero también en otros sectores, como el de las telecomunicaciones”, añade Carlos García Meca, director de investigación de DAS Photonics, spin off de la UPV.
El proyecto Metasmart plantea también el diseño y desarrollo de metasuperfices electromagnéticas 3D reconfigurables capaces de manipular los frentes de onda radiados. Su aplicación permitirá mejorar y optimizar las comunicaciones inalámbricas de datos en distintas bandas de frecuencias, evitando interferencias y caídas de cobertura.
Convertir residuos plásticos en productos para acuicultura
Del mismo modo, AIMPLAS coordina técnicamente junto con Instituto Español de Oceanografía (IEO) el proyecto ÑCostas, que tiene por objetivo principal: Convertir el material plástico recuperado en el medio marino en nuevos materiales reciclables y sostenibles para su uso en productos relacionados con la acuicultura.
Así, Raúl Araque, investigador de Agricultura y Medio Acuático en AIMPLAS, explica que: “Los resultados de este proyecto nos permitirán adelantarnos a la legislación actual. Además, España es uno de los países de la Unión Europea con más kilómetros de costa, por lo que el desarrollo de ÑCostas convertirá a nuestro país en pionero en el recuperado de desechos plásticos marinos y la recolección de artes de pesca para su reutilización en productos demandados en el sector acuícola e incluso aplicar la experiencia adquirida en este proyecto para el aprovechamiento de estos residuos en otros sectores”.