NEMIS: Hacia el test de detección de listeria viva más rápido del mercado

Fecha de publicación: 13/12/2022
Fuente: Tech food magacine
Lugar: Ecosistema
Valora este post



Las enfermedades alimentarias afectan cada año a 600 millones de personas, según datos de la OMS. La resistencia a los antibióticos de las bacterias que las causan provoca alrededor de 700.000 muertes al año en todo el mundo (1), mientras que la proliferación de bacterias ambientales potencialmente mortales está también detrás de un alto porcentaje del desperdicio alimentario. La startup suiza NEMIS ha hecho suyo el desafío de mejorar los sistemas de detección de bacterias patógenas mortales y resistentes a los antibióticos en cuatro campos: industria alimentaria, salud animal, diagnóstico clínico y seguridad del agua.



Para ello, está desarrollando sistemas de detección y monitorización de bacterias (2) pensados para ser utilizados in situ en las propias fábricas, lo que aumenta la frecuencia de testeo, acorta el proceso de diagnóstico y agiliza la toma de decisiones, -en comparación con los sistemas basados en el envío de muestras a laboratorio- por ejemplo, paralizar la producción o la distribución de un producto. Esta mayor agilidad permite reducir notablemente los riesgos y el impacto tanto en salud de los consumidores, como económico y de reputación en caso de producirse alguna contaminación.  




En 2021 se produjeron 1.481 retiradas alimentos en Europa, con la salmonella como uno de los tres principales motivos. (RASFF)*




Cofundada en 2018 por su dirección, la Universidad de Tel Aviv y BIOSYNTH AG y respaldada por un sólido equipo de científicos, NEMIS cuenta ya con dos pruebas N-LightTM certificadas por AOAC (3) – una para Listeria monocytogenes (4) y otra para salmonella, reconocidas internacionalmente como los principales patógenos presentes en el ambiente y causantes de enfermedades alimentarias. Estos tests están disponibles en nueve mercados europeos, entre ellos España. Actualmente se encuentran en proceso de lanzamiento de otro sistema para E. coli, mientras que en 2023 lanzarán el test para ATP (5). 



Hablamos de seguridad alimentaria, innovación a través de tecnología de vanguardia y estrategia de futuro con su CEO y co-fundador, Mario Hupfeld. 



Entrevista a Mario Hupfeld, CEO y co-fundador de NEMIS



¿Cómo trabaja la tecnología de detección y monitorización de ambiente que desarrolláis en NEMIS?



Hemos desarrollado dispositivos para recoger muestras en las fábricas, del interior de las máquinas antes y después de limpiarlas. Las pruebas N-LightTM funcionan de manera intuitiva para el usuario, puede utilizarlas cualquier persona en cualquier momento. El sistema patentado de test se basa en el uso de bacteriófagos y en moléculas de quimioluminiscencia que se detectan con un luminómetro de última generación






¿Qué aplicaciones tiene NEMIS en la industria alimentaria?



Básicamente para monitorización del ambiente y detección rápida de bacterias como Listeria monocytogenes o salmonella. 




Queremos ser el test más rápido del mercado




¿Cuál es la ventaja competitiva de vuestro sistema con respecto a otros de detección de bacterias?



Hoy en día muchas compañías alimentarias no disponen de una infraestructura de laboratorio para llevar el control de presencia de bacterias en sus fábricas. Esto hace que tengan que enviar sus muestras a laboratorios externos y los resultados tardan en recibirse. No pueden ver rápido si tienen un problema o no. 



La listeria es una bacteria muy ambiental, así que no importa si mantienes una buena higiene: eventualmente tendrás esa bacteria en la fábrica. Con procedimientos higiénicos posiblemente la eliminarás, pero el riesgo siempre está ahí: cada cierto tiempo tendrás listeria en la fábrica y, si llega a las máquinas y empieza a extenderse y crecer, entonces tendrás un problema. 



Nuestra propuesta viene a dar solución a este problema, porque te permite monitorizar la presencia de bacterias como listeria en tu fábrica, y es más rápida que un laboratorio externo. Siempre decimos que no somos una empresa de detección sino una empresa de screening, de monitorización de tu ambiente para controlar el estado de higiene de tu fábrica. 




Los test están ya están disponibles en nueve mercados, incluido España.




¿En qué punto está NEMIS con respecto a otras soluciones para control de bacterias en la industria alimentaria?



Existen tests que cambian de color en el proceso de detección y que son menos sensibles que los nuestros. Por otro lado, están los métodos de laboratorio: PCR, test genético e inmunotest mediante inmunorreacción con anticuerpos. La PCR es una buena herramienta, con resultados muy específicos y muy sensible, pero no puede medir si la bacteria está viva o no, algo que es muy crítico en el ambiente alimentario. Por eso si el resultado de la PCR resulta positivo es necesario hacer más pruebas para determinar si la bacteria está viva o no. 






Nosotros queremos ser el test más rápido del mercado para determinar si la bacteria está viva o no. Y después, es posible combinar este análisis con PCR para tener una caracterización muy rápida de la bacteria: la PCR permite saber si la listeria localizada es la misma de hace dos años o si es nueva, algo que nuestro test no puede decir. Combinar ambos da resultados muy potentes.



¿Cuál es el impacto de vuestra solución en una empresa, la diferencia entre tenerlo o no?



Primero, el tiempo y la flexibilidad que se ganan. Eso significa que las empresas consiguen resultados más rápido. Por ejemplo, con nuestro test, si la muestra de una máquina da positivo, la empresa puede tomar decisiones más rápido – que si tiene que esperar al resultado de un laboratorio externo – con respecto a si parar o no máquinas y cuáles parar, y así reducir el riesgo de contaminación. También la usabilidad: los test N-LightTM están diseñados para que pueda utilizarlos cualquier empleado, en cualquier lugar, lo que permite al usuario tener el control y también hacer pruebas masivas para mejorar la detección y control de brotes, a un coste más bajo que las pruebas de laboratorio.




Buscamos liderar el mercado de monitorización ambiental para Salmonella, Listeria y E. coli, que representan aproximadamente el 80% de las necesidades del mercado.




¿Qué os ha aportado la entrada de Tech Transfer Agrifood en Nemis?



Para nosotros es una combinación perfecta, ya que el fondo está formado por compañías alimentarias, lo que posibilita que haya una conexión muy directa. Casi todas ellas producen alimentos y monitorizan la higiene y la seguridad alimentaria, así que gracias a Tech Transfer Agrifood podemos aprender sobre el mercado español. En cualquier país en el que entras hay empresas alimentarias con diferentes opciones (con laboratorio, sin él…), así que siempre es muy interesante tener acceso a esas empresas y el fondo lo ha facilitado mucho. 



Actualmente ¿vuestra solución está ya disponible en el mercado? 






Sí. Empezamos con nuestra solución para listeria el año pasado en Suiza y ahora tenemos presencia con ella en nueve mercados europeos, entre ellos Francia, Italia y también España. En octubre lanzamos en Suiza nuestra solución para salmonella, y desde diciembre, también en Suiza, nuestro test para E. coli. En enero de 2023 lanzaremos el test para ATP.  



¿Cuál es el siguiente paso? ¿Qué objetivos tenéis para la ronda?



Estamos centrados en los patógenos alimentarios más importantes y nuestro objetivo es convertirnos en el líder del mercado en monitorización ambiental para Salmonella, Listeria y E. coli, que representan aproximadamente el 80% de las necesidades del mercado.



En los próximos 12-18 meses vamos a enfocarnos fuertemente en construir una red de partners comerciales en Europa. Comercializamos a través de partners en diferentes países de Europa; queremos seguir haciéndolo, acercarnos a diferentes mercados y ver cómo funciona nuestra solución. 



Para 2023-2024 la estrategia es ampliar nuestro portfolio y tecnología más allá de la industria alimentaria y de 2025 en adelante, identificar nuevos segmentos de mercado en los que entrar. 







(1) Datos del informe O´Neill (2016).



(2) Hasta el momento, Listeria monocytogenes, salmonella, E. coli y ATP.



(3) El AOAC® Performance Tested MethodsSM (PTM) es un prestigioso Certificado del Instituto de Investigación AOAC (EE. UU).



(4) La Listeria monocytogenes es un “patógeno zoonótico”: puede propagarse entre humanos y animales. Se encuentra entre las principales causas de muerte por enfermedades transmitidas por los alimentos, con una tasa de letalidad del 15% al 30% (datos de la OMS).



(5) El ATP (Adenosín Trifosfato o Trifosfato de Adenosina) es una molécula presente en todas las formas de vida, también en las bacterias, por lo que es un sistema eficiente de detección del nivel de higiene de equipos y superficies en la industria alimentaria.



*Rapid Alert System for Food and Feed (RASFF)