Eurecat colabora en la trazabilidad de la presencia de restos génicos del SARS-CoV-2 en las depuradoras

Fecha de publicación: 09/12/2020
Fuente: FEDIT
Lugar: Noticias
La plataforma #SARSaigua_CAT informa de la presencia, tendencias y oscilaciones de rastros genéticos del virus SARS-CoV-2 en las aguas residuales de entrada de varias depuradoras catalanas, dentro del proyecto de investigación ‘Red de Vigilancia del SARS-CoV- 2 en aguas residuales’, iniciado el pasado julio por los Departamentos de Territorio -a través del ACA- y de Salud, junto con Eurecat, el ICRA y la UB.
Con controles analíticos llevados a cabo en un total de 56 depuradoras catalanas que sanean el 80 por ciento de las aguas residuales generadas en Cataluña, el Departamento de Salud y el Procicat disponen de una variable más a la hora de tomar decisiones para reducir la propagación del coronavirus.
La monitorización consiste en la toma de muestras en el agua de entrada de las depuradoras (antes de su tratamiento). Posteriormente, las muestras se transportan, con todas las medidas de seguridad, a 3 laboratorios vinculados a los centros de investigación y tecnológicos de referencia. La cuantificación de los rastros genéticos del SARS-CoV-2 se hace mediante la amplificación del ARN presente en las muestras con un método donde se analiza la concentración del ARN viral mediante PCR cuantitativa. Los resultados se tienen en 48 horas.
Los resultados de los últimos meses, y que ahora se abren a la ciudadanía después de calibrar la metodología, se han puesto al servicio del Departamento de Salud para la toma de decisiones y medidas durante los últimos meses de la pandemia, buscando la detección precoz de la circulación del virus en áreas determinadas y como un indicador adicional de la evolución y tendencias de la circulación del virus en las diferentes comarcas de Cataluña.
 
Coordinación con el mundo de la investigación
La red de seguimiento para analizar la evolución de la Covid19 en Cataluña está coordinada por la Agencia Catalana del Agua (ACA), que ha financiado el proyecto con 400.000 euros, con los principales centros de investigación catalanes como Eurecat, la Instituto Catalán de Investigación del Agua (ICRA) y la Universitat de Barcelona.
En este sentido se cuenta con la participación de tres laboratorios, dos de ellos de la Universitat de Barcelona (UB) especializados en el análisis de virus en muestras ambientales y clínicas (el laboratorio de Biología Molecular de Virus Entéricos y el laboratorio de Virus, Bacterias y Protozoos de interés en Salud Pública y Seguridad Alimentaria), y el otro de Eurecat, especializado en la investigación en biomarcadores en diversas áreas de salud, alimentación y medio ambiente, dentro del Área de Biotecnología del centro tecnológico.
Esta red se suma a la de otros países europeos (Países Bajos, Suiza, Reino Unido, España, entre otros) que han comenzado a monitorear la concentración de las trazas genéticas del SARS-CoV-2 en aguas residuales como herramienta para anticipar posibles nuevos rebrotes y para evaluar la efectividad de las medidas de contención implementadas.
La componente de investigación del proyecto catalán es homologable y posiciona Cataluña entre las iniciativas más avanzadas de los países europeos en este ámbito, tal como se deduce de la información aportada en las reuniones de la “Surveillance of COVID-19 virus in wastewater: Where we stand” donde se ha constatado que es posible hacer detección avanzada del SARS-CoV-2 a partir del análisis de las aguas residuales y, al mismo tiempo, la necesidad de hacer investigación para estandarizar los métodos con el objetivo de que los resultados sean fiables.
Asimismo, Eurecat particularmente crea sinergias con la “Feasibility assessment for an EU-wide Wastewater Monitoring System for SARS-CoV-2 Surveillance”, ejercicio de monitoreo a lo largo de toda Europa en un número seleccionado de plantas de tratamiento de aguas residuales, y continúa reforzando la línea de investigación iniciada por SEWERS4covid, solución para pronosticar brotes epidémicos en tiempo real mediante el análisis de aguas residuales, a partir de la utilización de herramientas de microbiología y de Inteligencia Artificial, que ha sido el proyecto ganador de la hackathon organizada por la Comisión Europea #EUvsVirus.